un blog INSPIRADO

Té y mucho más

Miss CAFeína

Café, té, cacao, mate y cola

CAFEÍNA o TEÍNA


 

¿Quieres despertar rápidamente porque tienes un exámen, una reunión importante o necesitas energía extra para afrontar un largo día?  ¿O quizá quieres tener un momento más tranquilo, cercano al descanso o la reflexión? 

Lee atentamente, porque la cafeína puede ser una buena opción para ambos casos. Te explicamos porqué.

La cafeína se encuentra de forma natural en ciertas semillas y hojas. Las semillas que contienen cafeína de forma natural son: la nuez de cola, también conocida como guaraná y cuyo nombre científico es cola acuminata, el café y el cacao. Por otro lado las hojas que contienen cafeína son: el mate y el té (camelia sinensis).

No todo lo que conocemos como té, contiene cafeína. Hay muchas infusiones a las que solemos llamar té, por ejemplo: té de roca, té de peña, té de hojas de mora, té de anises, té griego, té de monte, entre otras muchas. Pero todas estas no son té de la especie Camelia Sinensis, así que no contienen este estimulante conocido como cafeína, teína o mateína (que son lo mismo). Necesitamos conocer la composición de la infusión para saber si tiene cafeína y sólo si contiene una de estas cinco plantas la tendrá.

Y es que llamar té a una infusión, que consiste, tradicionalmente en cocer agua, echar las hierbas y dejarlas un tiempo de reposo, es una costumbre que se mantiene en muchas culturas, pero sólo café, té, cacao, cola y mate contienen cafeína, en mayor o menor medida, dependiendo de muchos factores: frescura y varietal de la planta, forma de fabricación, temperaturas de infusionado y cantidad de planta utilizada para la infusión o ingestión (esto último, aplicado al chocolate y otros productos que contengan nuez de cola), como las más importantes.

Por otro lado, solemos llamar teína a la cafeína del té, pero es la misma sustancia en todas ellas, un estimulante natural que se encuentra en estas cinco plantas, en diferentes proporciones y asociadas a diferentes sustancias. Se llama cafeína en todas ellas, sólo porque el café tiene el honor de darle su nombre.

Hay tés, los conocidos como “desteinados” o descafeinados, a los que se les ha extraído la cafeína mediante un método en el que interviene alguna sustancia química que aísla la cafeína. Estos procesos, realizados en el laboratorio, hacen que el té pierda otras sustancias como la L-Teanina, de la que hablaremos más tarde por su importancia. Dependiendo del fabricante, a veces utiliza sólo agua para descafeinar el té y otras utiliza algún producto químico que ayuda a aislar la cafeína, muchas veces para aprovecharla y utilizarla en otros productos de laboratorio. Pero esto depende del fabricante.

El proceso conocido como “desteinado al agua”, sin otros productos químicos, tiene la ventaja de disminuir buena parte de la cafeína de la planta, pero no toda, justo la necesaria para que este estimulante realice una sinergia con otra sustancia muy presente en el té, conocida como L-Teanina, muy interesante por sus efectos sedantes, ya que activa nuestro GABA, presente de forma natural en nuestro organismo, procurando una sensación de bienestar y sosiego.

Mi recomendación, es que realices tu propio proceso de descafeinado del té de forma casera. Simplemente evita poner el agua a mucha temperatura en su preparación y, obviamente, utiliza más agua y menos cantidad de té. A mayor temperatura del agua para la infusión, mayor extracción de cafeína. Entonces, si calientas el agua hasta el punto de ebullición, déjala enfriar unos minutos. Lógicamente, disminuyendo la temperatura del agua, no retirarás toda la cafeína, como si fueras un profesional, pero no se liberará mucha, sólo la justa para actuar con la L-Teanina. Esta es una forma de obtener ese efecto sedante que procura el té de forma natural.

Paty RoRo

 


 


 


 


 


 

Nuestros desteinados
Logo

© Derechos de autor. Todos los derechos reservados.