Calendario de Eventos

Consulte nuestro calendario de Eventos +34647540080 +34647540080

1 de Octubre            Sesión de té 

Un té con...... 

Carmen Brañanova

 

 

 

Un “test” con .....Carmen Brañanova

 

En la literatura periodística, son muchos los personajes que han hecho este “test”.
No es un juego de palabras, nos referimos al famoso Test de personalidad de Proust, una batería de preguntas breves, que permite conocer un poco más a fondo al personaje.
Carmen Brañanova es de alma luarquesa, y su corazón le trajo una vez a Pedregal, a un pequeño pueblo de León; y aquí se quedó.
Siempre le gustó el té. Tiene una colección de ellos, procedentes de todos los países por los que ha viajado (ha contado 22 nada menos), y le encanta presumir también de su bonita colección de teteras, tazas y artículos curiosos relacionados con el té que le regalan o que se trae de sus viajes.
Pero tiene más pasiones: está creando lo que será en un futuro cercano, un museo de instrumentos musicales, con el que llevará vida a esta zona, más si cabe, porque desde hace 7 años viene haciendo su propia fiesta de la música y poesía todos los veranos, acompañada de su grupo musical Gijón Pulso y púa  y sus colaboradores, en su casa. Puedes ver los eventos en www.grupogijon.com
Todo ello con sus propios recursos y con el apoyo de un batallón de amigos que colaboran para que todo salga adelante de una forma elegante y cuidando todos y cada uno de los detalles.
Esta es Carmen: maestra de música, dinamizadora socio cultural, filántropa, valiente y con mucho amor por el arte, y por el té también.

 

LA ELECCIÓN DEL TÉ 

Entre sus países preferidos está Portugal. Por los fados aprendió a hablar portugués, por eso, esta vez, le propongo hacer una cata de té “Made in Portugal”, cultivado y producido cerca de Oporto, se llama Nosso Chá.
Al abrir la bolsa y sentir su aroma, Carmen detecta enseguida los descriptores característicos de los tés japoneses, que adora, un intenso perfume de puerto de mar, oricios y yodo.
Y es que es muy sorprendente cómo se parece su aroma a los tés japoneses, teniendo en cuenta la dificultad que conlleva la producción de estos tipos de tés, tanto por la forma de cultivo como por los métodos y maquinarias necesarias para su producción. 
Este té está procesado a partir de cultivares sin catalogar que plantaron hace años y cultivaron de forma orgánica, cuyas hojas comienzan ahora a dar sus frutos.

Por el aspecto de las hojas se deduce que está recogido a mano y  separado el brote de las dos primeras hojas, probablemente para procesar el brote como té blanco por otro lado. 
Son hojas de tamaño grande, bien enervadas y muy firmes, y de un color mucho más oscuro que los típicos Senchas o Tamaryokuchas, que son de un tono verde mucho más claro que estas.
Se cosechó en primavera de este año y fue procesado mediante vapor, tal y como se hace en la actualidad en casi todo Japón, sin embargo este té ha sido enrollado, tal y como se hacía antiguamente, antes de que llegaran las nuevas máquinas de cortado, que dan en la actualidad ese aspecto típico a las hojas, planas y estiradas de casi todos los tes japoneses, excepto los Kamairichas. 
Así que este té combina formas de procesado más tradicional que moderno y para ser un primer té recien salido de la factoría, está muy bien manufacturado.
Las hojas tardan en desplegarse completamente y apenas se rompe su estructura, aún a pesar de haber hecho muchas infusiones con ellas.
La infusión es chocante, porque a pesar de que las hojas en seco tienen una complejidad de aromas óptimo, muy similar a cualquier té japonés de calidad Premium, y de las que esperas un sabor fuerte, a la altura de su aroma, es necesario infusionar al menos 3 minutos para poder disfrutar de una entrada con carácter, ya que en taza queda un sabor plano, menos aromático que las hojas, por ello es necesario reforzar con más tiempo de infusión sin riesgos de que amargue demasiado.
El desarrollo de los aromas va complementándose con una marcada acidez y amargor, aparecen sabores más cítricos, de acederas, aunque los sabores predominantes que primero aparecen siguen siendo los marinos y salados, con un claro recuerdo a caldo de cocer marisco, oricios y puerto de mar.
Finalmente tiene un retrogusto agradablemente dulce de guisantes y también una ligera y pungente astringencia.
En definitiva un té original y con un futuro prometedor si siguen investigando para poder evolucionar, con el tiempo. Para ser un primer té, está muy logrado.

 

CUESTIONARIO DE PROUST


Principal rasgo de tu carácter:  inquieta, curiosa

Qué cualidad aprecias más en un hombre: tolerancia

Y en una mujer: lo mismo

Qué esperas de tus amigos: que sean eso, amigos. La sinceridad

Tu principal defecto: que voy contra reloj, no tengo tiempo de hacer todo lo que quiero hacer.

Tu ocupación favorita: la música

Tu ideal de felicidad: hay muchos tipos de felicidad, hay hasta “felicidad triste”. Más que felicidad en general, creo que hay “microfelicidades”.

Cuál sería tu mayor desgracia: No poder disfrutar la música

Qué te gustaría ser: lo que espero de mi

En qué país te gustaría vivir: He pensado alguna vez que no me importaría vivir en Tailandia. En cuanto a Portugal, prefiero desearlo.

Tu color favorito: Uno sólo?, Azul

La flor que más te gusta: la rosa

El pájaro que prefieres: la gaviota, soy de mar.

Tus autores preferidos en prosa: Saramago

Tus poetas: Bécquer, Baudelaire, Gloria Fuertes, León Felipe

Un héroe de ficción: Superman

Una heroína: como dijo Simone de Beauvoir, “mi heroína soy yo”

Tu compositor favorito: Tchaikovsky

Tu pintor favorito: Dalí

Tu héroe de la vida real: Gandi, Martín Luter King

Tu nombre favorito: Carlos

Qué hábito ajeno no soportas: Los que van de víctima

Qué es lo que más detestas: la intransigencia por que es injusticia

Qué es lo que más valoras en tus amigos: la presencia, que estén

Qué don de la naturaleza desearías poseer: ninguno, igual si lo pienso mucho luego echo de menos no tenerlo.....

Cómo te gustaría morir: de repente

Cuál es el estado más típico de tu ánimo: optimista, positiva

Qué defectos te inspiran más indulgencia: los derivados de los sentimientos

Tienes un lema?: Tengo un pirograbador por aquí por casa, voy a pirograbar: “espacio libre de prejuicios”

Nosso Chá

 

 

14 de Setiembre         Sesión de té 

Un té con...... 

Mercedes Juan

 

 

Mercedes Juan, esteticista y masajista.
 
Le gusta crear una atmósfera agradable en su lugar de trabajo, y eso es lo que transmite su centro de Estética y masaje cuando te adentras en él. 
Desde bien pequeña le gustaban los aromas, los perfumes, y toda la alquimia en general; con sus inciensos, aceites esenciales y demás productos, ha sabido hacer de su pasión su trabajo. 
Es una persona acogedora, sociable, le gusta la gente y la charla amistosa.
En su centro conjuga tecnología y saber hacer a partes iguales, es experta en lo suyo, por eso se esmera en formarse y aprender cada día cosas nuevas. Y no lo dudes, está a la última, no hay artilugio, potingue o técnica que no conozca, y si no, se lo inventa ya que su creatividad no tiene límite: está a punto de patentar su técnica “Cocoon”, algo que ella misma ha creado y todavía está en proceso de patente.
 
Le gusta el té, las hierbas, plantas, y en general todos aquellos productos naturales que ejerzan un beneficio para la salud (los prueba todos) 
Su formación y años de experiencia le sitúan en un alto grado de maestra experta en lo que a la estética y  masajes se refiere, ya que no pierde el tiempo ni escatima en formación. Viaja para aprender cada día más y su trabajo le encanta.
Cuando te mira, está pensando en cómo mejorar tu aspecto, qué cosas podrías hacer en tu rostro para estar más guapa, y sabe transmitirlo de la forma más amorosa que jamás he conocido.
 
Aunque su amor por el té ha sido tardío, ha colaborado y viajado conmigo a numerosos eventos, sesiones de té, cursos, talleres, ceremonias, fiestas de té y también a plantaciones y puede decirse que es una esteticista que conoce el mundo del té en profundidad. Además, me pregunta constantemente y pide asesoramiento. 
 
Le pregunto cuál es la tendencia de la Estética y me comenta que cada vez la gente busca más las formas de encontrarse bien, las técnicas dedicadas a la salud integral, los métodos “Wellness” y el sentirse saludable. 
La tendencia parece ser que es conjugar belleza y bienestar. 
Limpiezas de cutis sí, pero si además haces un ratito de meditación, ello va a contribuir a que te veas más guapa/o. 
 
 
LA ELECCIÓN DEL TÉ
 
El Matcha es un té con unas cualidades extraordinarias. Un Matcha de calidad se puede  considerar un superalimento, además su forma de consumo es ceremonial, meditativa.
 
La mayor dificultad, quizá sea, saber elegir un buen Matcha, cuando pruebas uno de buena calidad y lo preparas bien, ya tienes una referencia: un sabor suave, cremoso y que pasa fácilmente por la garganta, dejando un retrogusto dulce, afrutado y agradable en la boca, ese es el Matcha deseable. 
Si prevalece el sabor amargo y fuerte, estamos ante un Matcha de calidad dudosa.
 
El té Matcha se produce a partir de Tencha, hojas de té verde japonés, cultivado en sombra y recogido en los meses de primavera y verano, cuyo nervio central se retira para moler solamente la parte más tierna de la hoja en un molino de piedra especial.
Tiene de particular que al tomar Matcha, tomamos toda la hoja de té, sin desechar nada, con lo cual, todas las sustancias, tanto hidrosolubles como aquellas  liposolubles, que normalmente no se diluyen en el agua al hacer la infusión, son aprovechadas.
 
Así que chawan y chasen en mano, preparo un Matcha con 150ml de agua a 70º  indicándole a Mercedes los pasos a seguir para que después ella practique conmigo la técnica, que tras mis pasos, ella hábilmente reproduce. 
Tomamos el té ceremoniosamente y finalizo con un agradable sentimiento de agradecimiento por el rato compartido....y las Sesiones de té que nos quedan por compartir.
Puedes conocerla mucho más en su página web www.mercedesjuan.com

 

Matcha

 

 

4 de Setiembre         Sesión de té 

Un té con...... 

Ana Soto

 

 

 
Ana Soto,  ceramista
 
Sus "Chawan" han celebrado conmigo muchas ceremonias y no pocas sesiones de té.
Y es que, tenemos la suerte de que a esta ceramista le gusta y disfruta tomando su té Darjeeling desde hace mucho tiempo, por lo que no es de extrañar que le guste hacer sus propias creaciones originales para tomar el té. 
De bien pequeña ya le gustaba modelar sus propias tazas, que después pintaba bajo los ojos consentidores de su madre.
 
Ana es una mujer valiente que tras sus estudios en la Escuela Oficial de Cerámica de Madrid, apostó por hacer del trabajo su “modus vivendi” así 
que vive en el medio rural, entre árboles frutales bien frondosos y piezas de cerámica, en lo que es su casa/taller/horno, en un pueblo cercano a León. 
Es una persona sencilla y detallista, que destila honestidad, y sabe transmitir su sensibilidad tanto en su obra como en sus relaciones. 
Entre sus obras, destacan sus finas piezas de porcelana para el té: Chawans, teteras y mugs.
 
La porcelana es un material duro, resistente, sin  poros como el cristal, que aguanta altas temperaturas en el horno, hasta 1400º, eso le da posteriormente una dureza increíble y una traslucidez que enamora cuando observas una pieza de cerca. Tiene una textura agradable y a la vez es muy ligera,
Pero es el material más difícil de trabajar en el taller del ceramista, por su fragilidad. 
De hecho, por esta zona, hay pocos que puedan presumir de especializarse en la fabricación de piezas de porcelana. 
 
El estilo de Ana Soto lo define acertadamente un amigo suyo como: "mezcla de Zen/africano/escandinavo" y
se nota el esmero que pone en que sus piezas cumplan adecuadamente su función, por ello conoce y sabe de la dificultad que entraña crear una tetera. Ha viajado por Francia, donde la porcelana es muy valorada y gracias a su gusto por el té, ha investigado tanto en las formas de los objetos para el té de la cerámica asiática, como de la fabricada en Centro Europa.
 
Pero en este momento, de la pieza que más orgullosa se siente es de sus estufas, hechas de una pasta especial resistente al choque térmico, ampliamente utilizada para calentar el agua para el té, conocida como “anafre”. 
Este objeto reúne los dos elementos que a ella le gustan especialmente: fuego y tierra, calor y barro, de los que se obtiene la cerámica, al conjugarlos adecuadamente.
Así que tengo la suerte de ser atendida en el jardín de su casa con la tetera llena de agua caliente,  sobre este pequeño artilugio  de carbón. 
 
Esto me permite tener, durante un largo rato, el agua siempre dispuesta para hacer una sesión de té sin necesidad de electricidad, al aire libre. 
 
LA ELECCIÓN DEL TÉ 
 
Como es tomadora, y conocedora de té, intento sorprenderla con un FF (first flush, primera cosecha de primavera) con tan poca oxidación, que los fabricantes denominan como té blanco. Es del jardín “Thurbo” en Darjeeling. 
Mucho más floral, herbáceo y frutal que sus hermanos más oxidados de posteriores  cosechas, pero con ese punto moscatel que solamente poseen los tés de Darjeeling. 
 
En las cercanías del lugar con más altura del mundo, las laderas de la montaña se ven salpicadas de jardines de té, cada vez más especializados, con una tradición de cientos de años de cultivo de Camelia, de la variedad Sinensis Sinensis.
Hoy por hoy, puede decirse que casi el 100% de los jardines de esta zona, pertenecen a gente autóctona que poco a poco, a lo largo de los años, han ido comprando pequeños terrenos a los antiguos colonos ingleses, por lo que a día de hoy casi todos los cultivos de la zona son pequeños jardines de té, cultivados con mimo y esmero, como se hacía hace muchos, muchos años y que compiten por obtener las mejores calificaciones de té de cultivo orgánico del mundo.
 
Mientras preparo el té, agradecida por tener agua caliente al aire libre sin tener que estar pendiente del hervidor eléctrico, repasamos las nomenclaturas más clásicas del té de Darjeeling:
O.P. – Orange Pekoe
F.O.P.- Flowery Orange Pekoe;
T.G.F.O.P.- Tippy Golden Flowery Orange Pekoe, etc.....
Todos estos nombres, actualmente siguen utilizándose, para describir el grado del té,  pero cada vez están más en desuso, siendo de mayor importancia, bajo mi punto de vista, saber si son de primera cosecha (FF), de segunda cosecha (SF), de Otoño o de Monzón. 
Puede decirse que los dos primeros, FF y SF,  son los de mejor calidad y que el gusto personal hace decantarse por uno u otro. 
 
Hay jardines clásicos cuyos tés son muy cotizados , como: Margarets Hope o Castleton, puestos de moda por Inglaterra  hace años y que siguen haciendo un gran té, pero hoy en día, también en Thurbo, Makaibari, Doke, y muchos otros jardines, se cultiva y produce tés de alta calidad.
 
Me es muy grato comprobar cómo Ana agradece y valora este té, descubriendo sorprendida la intensidad de las notas florales y frutales, así como el dulce sabor de este “Grand Cru”. 
Disfrutamos de tres cuencos de té, paladeando cada taza, mientras escuchamos el ligero crepitar del carbón en la estufa de cerámica. 
Pequeños placeres que disfrutamos, mientras presurosa le encargo la creación de un anafre para mi uso personal, pues son pocas personas las que saben fabricar este curioso artefacto como ella.
 
Ana Soto estará presente muy pronto, en la próxima feria de cerámica de nuestra querida fiesta de San Froilán, en la Plaza de San Marcelo y también puedes conocerla más en www.anasoto.com
Así que podremos disfrutar de sus creaciones y lucir orgullosos, en nuestros hogares, las piezas de cerámica hechas por ella en León. 

https://instagram.com/anasotoceramica/

Anafre

 

 

5 de Agosto. Sesión de té 

Un té con...... 

Elena Álvarez

 

 

Elena Álvarez 

 

Esta leonesa, que trabaja a caballo entre Gijón y León, decidió, hace años,
especializarse como terapeuta Ayurvédica, una disciplina apasionante y por la que nos conocimos hace años, pues asistí a uno de los cursos que ella imparte regularmente en León.
Elena es una persona dulce y amable, risueña y serena que transmite mucha paz y cuando la conoces, sólo quieres ser amiga suya.
Me recibe en el centro donde lleva a cabo sus talleres y terapias, la Asociación Mundo Wellness, donde hemos realizado en más ocasiones nuestras sesiones de té.
Y es que está en León porque se va a la India en estos días con un grupo de personas que quieren acercarse un poco más a los conocimientos Ayurveda y conocer más la cultura indú, así que les
ha preparado un viaje espectacular a Kerala y otros lugares cercanos como las plantaciones de té de Munnar.

Ella misma lo cuenta en su web

b www.almaayurveda. com
Aunque tomar un té, lo podemos considerar como una convención social, excusa para charlar y ponerse al día, en esta ocasión, gracias a la confianza que me han dado para ello, decido hacer una ceremonia de té en silencio.
De modo que la sesión transcurre en silencio de principio a fin.
Y es que compartir el silencio, en actitud meditativa, puede llegar a ser muy beneficioso para bajar la frecuencia de ondas y conexiones sinápticas que se dan en el cerebro y así, lograr aquietar la mente y vivir más conscientes y relajados.
Hacer estos “parones”, nos puede ayudar a centrarnos en el momento presente, para dejar de preocuparnos por el futuro o por el pasado y aprender a disfrutar del momento que vivimos, siempre y cuando pongamos nuestra intención en ello y nos entrenemos.
Tomar el té en silencio es una práctica oriental, que se da forma habitual en
determinados ambientes, como mandan las tradiciones, sin embargo, a partir de mi experiencia, veo muchas posibilidades de acercar esta costumbre, tan beneficiosa, a nuestro día a día, pues no deja de ser un acto meditativo, otra forma de meditación activa.
Puede llevarse a cabo de una forma sencilla, haciendo un entrenamiento previo y puede practicarse, tanto a solas como en compañía.
Escuchar más, a los demás y a nosotros mismos, y reaccionar menos (al menos, dando tiempo a calmar nuestras emociones) es una práctica que mejora notablemente nuestraa calidad de vida y que puede lograrse mediante esta técnica.

A pesar de la dificultad que conlleva estar con más gente y no hablar durante ½ hora, o una hora, manteniendo la atención en lo que sucede, sin hablar, sin preguntar, sin juzgar, hace que miremos mucho más hacia dentro y por lo tanto, nos conozcamos más y mejor. 

Por otra parte, cuando nos convertimos en observadores, sólo prestando atención a lo que acontece en la Sesión, con nuestros cinco sentidos, podemos adquirir, con su práctica, un estado de conciencia más elevado, pudiendo crear espacios nuevos, experiencias nuevas y más creativas y así lograr que nuestra presencia sea más interesante.

Elena da muestras de cierta práctica y hace que todo transcurra de forma
natural y relajada.
Ella me ha transmitido su deseo de dar continuidad a estas Sesiones en varias ocasiones, ya que también ha tomado el té en silencio alguna vez en Gijón y gusta de compartir estos espacios.


LA ELECCIÓN DEL TÉ 
A pesar de que sé que el té preferido de Elena, es el té negro de Assam, con el que ella misma prepara, añadiendo especias, un té chai riquísimo, me arriesgo a hacer un té Negro de la región de Nilgiri (Montañas Azules), porrque es un lugar relativamente cercano a Kerala, destino de su viaje al Sureste de la India.
El té negro es el mayoritariamente cultivado en la India; este en concreto es de una§plantación llamada Havukal, que se caracteriza por estar rodeada de Vetiver (una planta con amplios beneficios terapéuticos según la medicina Ayurvédica, muy utilizada en
perfumería, y reconocida como planta ecológicamente segura) que además transfiere su sabor cítrico y fresco a las plantas de té que rodea.
En esta plantación, cultivan Camelia Sinensis Sinensis, de hojas pequeñas y tiernas, pero resistentes, en concreto el cultivar “Craigmore 6017”, que es uno de los primeros en adaptarse a esta zona, y se lleva cultivando desde que es introducido en el siglo XIX.
Este que hemos elegido, se llama “Tea Frost”, porque ha sido cultivado al final del invierno, cuando las hojas están en su momento pleno de sabor, justo antes de que los nuevos primeros brotes aparezcan.

En esta cosecha especial, se recogen sólo aquellas pequeñas hojas que han sufrido la helada de la noche anterior. 
Hacemos un total de cinco cuencos para cada uno, con cuatro gramos de té, en una tetera de 100ml, a 95º el agua y con tiempos de 5, 10, 5, 10 y 15 segundos cada una de las infusiones.
El licor resultante es de sabor intenso, sabroso, con un equilibrio entre ácido y amargo en las primeras tazas, frescas, cítricas de Vetiver, para dejar paso a sabores más amaderados, de palo de rosa y frutas más dulces como albaricoques, en las tres últimas tazas. 

Sabores para todos los gustos. 
Pero tal y como véis en la foto, hay tres cuencos.
El tercero pertenece a otro participante,, que aunque no hayamos mencionado, no es menos importante, es porque de él hablaremos en nuestra próxima Sesión de Té en silencio, cuando vuelva de su viaje con Elena por la India y nos cuenten, tras el té, sus aventuras.
¿Te apuntas a tomar el té en silencio con nosotros?

 

 

 

 

12 de Junio. Sesión de té. Un té con...... 

Elena P. Rueda

 

 

Elena P. Rueda:

 

Elena vino a León a estudiar la carrera de veterinaria y en esta tierra decidió echar raíces.

Dietista y Homeópata de profesión, me recibe en su santuario particular, junto a la céntrica Plaza de la Inmaculada.

 

-¿Cómo definirías este lugar?

- Como un espacio multidisciplinar, en el que abordar la nutrición desde un punto de vista holístico.

 

Y es que aquí, sus pacientes, lo mismo se pueden acomodar en su diván, que la sala se convierte en un lugar para la meditación y la relajación o puede que saque su pizarra con el orden del día y la sesión transcurra alrededor o tras una mesa.

Su mobiliario es muy adaptable.

 

LA ELECCIÓN DEL TÉ

 

Conozco a Elena desde hace años y casi desde el principio pude adivinar que su té favorito sería el Pu erh, así que para celebrar este encuentro, elijo un Pu Erh en Brick prensado, un Lincang Shu de 2010.

 

Llevo para la ocasión mi tetera de Yixing para hacer un Sesión  Gongfu Cha.

 

-¿ Cuándo comenzaste a tomar té?

- Pues la verdad, que comencé a tomarlo así en hebras, ummmm,  cuando abriste la tienda (hago un cálculo interiormente y me hago consciente del paso del tiempo: parece que fue ayer, y ya hace 15 años de esto) 

 

Dada su curiosidad innata, no es de extrañar que se interese por el té que he elegido. 

Se trata de un té muy especial,  ella lo intuye rápidamente y muestra, al verlo, un entusiasmo contagioso. 

 

Cuando hablamos de Pu erh hablamos no sólo de una ciudad y su comarca, sino de una forma muy particular de producir el té que se extiende por toda la provincia de Yunnan y  alguna provincia contigua, en el Sudoeste de China y que su caracteristica fundamental es que está post-fermentado. 

Las grandes hojas que se han utilizado para hacer nuestro Lincang (nombre de la región donde ha sido producido, cerca de Puerh), pertenecen a antiguos árboles de té que se han dejado crecer sin podar, y por tanto son muy valorados y cuidados. 

La Camelia Assámica, variedad prevalente en esta zona de China, en comparación con la Camelia Sinensis, tiene las hojas bastante más grandes.

El té de este Brick, ha sido recolectado en 2010, y madurado ( eso es lo que significa Shu) en hojas sueltas durante 6 años,  para ser comprimido en forma de tableta cuadrada en 2016. 

 

El estilo Gongfu, requiere más cantidad de hojas que el estilo occidental, así que desgrano de la tableta fuertemente comprimida, 8 gramos de té para infusionarlos en 120ml de agua a 100°, y así poder hacer múltiples infusiones.

La infusión ofrece un bonito color caramelo, brillante, que se va oscureciendo a medida que hacemos más cuencos. Su aroma alterna entre corteza de árbol y sotobosque, madera, tierra mojada, en las primeras tomas y posteriormente va combinándose con sabores y aromas más balsámicos, de maderas de regaliz y eucalipto. Tiene una sutil y agradable astringencia y amargor. 

Cada infusión es diferente y se va transformando y evolucionando, algo que es muy caracteristico de esta forma de hacer el té. 

 

Mientras tomamos varios, muchos, pero pequeños, cuencos de té (hay un momento en que perdemos la cuenta), voy descubriendo en Elena, a una persona reflexiva, inquieta, con intereses marcadamente sociales y siempre con soluciones creativas y prácticas para todo tipo de cuestiones. 

 

El tiempo pasa volando, la conversación va transcurriendo fluida, mientras Elena se fija y observa atentamente cada uno de los movimientos que voy realizando y me pregunta por los utensilios con los que hago el té.

Tras una hora y media, me despido de ella, con la intuición de que su gran curiosidad, no está del todo satisfecha, lo cuál no es de extrañar, dada la amplitud y complejidad del mundo del té. 

Así que me voy con la firrme convicción de que tenemos muchos tés por delante para compartir.

Mientras se va reposando la experiencia, otro té se va gestando para futuras Sesiones de té.

 

 

Lincang Shu Puerh

 

 

8 de Marzo. 2° Sesión de té. Ichi-go, ichi-e

El tan celebrado dia de la mujer sirvió como marco para reunirnos a tomar el té en esta íntima sesión. 

De nuevo Asociación Mundo Wellness nos facilita la posibilidad de reunirnos en sus instalaciones para llevar a cabo nuestras Sesiones de té. 

Tres personas (buen número) nos reunimos en esta ocasión.

Visionamos un mini video introductorio sobre la historia del té en Japón, su origen, leyenda y cómo se desarrollaron tanto sus formas de consumo como las costumbres hasta el día de hoy.

Posteriormente serví un té Genmaicha en un Kyusu fabricado en Tokoname (típica tetera de vertido lateral), cuidando temperatura y tiempo para poder disfrutar de varias coladas. 

Analizamos su aroma e intenso sabor tostado. Muy hábilmente pusieron nombre los participantes, "sabe a maicitos y palomitas".

La base de Tamaryokucha junto con el almidón del arroz proporcionó un cuerpo  redondo a este té verde, no exento en su primera colada de dulzor, presente en la gran riqueza de aminoácidos que contiene.

Disfrutamos del gran equilibrio existente entre dulzor, amargor y astringencia. Acordamos que se trató de un té con un buen "punch". 

Hicimos una segunda infusión y podríamos haber hecho perfectamente una tercera y una cuarta, sin embargo, como sorpresa, soja y palillos en ristre, procedimos a comer este té.

Y hasta aquí puedo contar. 

A alguno de los participantes le hubiera gustado compartir este sencillo, pero pleno momento, con amigos, de lo cuál no podemos sino alegrarnos, pues eso significa satisfacción y alegría por haber participado de este único e irrepetible momento. Ichi-go, ichi-e. Una vez, una reunión. 

 

 

8 de Febrero. 1°Sesión   El Gaiwan 

 

 

Enlace para ver el anuncio en la agenda de Leon noticias:  Agenda de Leon noticias

 

Celebrar el nuevo año chino con un Gaiwan en las manos ha sido toda una  experiencia digna de ser comentada. 

Este taller fue concebido para practicar con el Gaiwan, un objeto para hacer el té, tan antiguo como el consumo de té en hebras.

Asociación Mundo Wellness, ha querido contar con LaTienda del té para llevar a cabo esta actividad, siendo la facilitadora del evento.

Aprovecho la ocasión para agradecer el interés para llevarlo a cabo y también por contribuir de esta manera a la difusión de la cultura del té. 

El evento ha sido anunciado por ellos en la agenda del periódico digital Leon noticias que podéis ver en el enlace superior; muchas gracias por darle difusión, y gracias a este medio digital por hacerse eco. 

Las plazas para este taller se cubrieron enseguida, cuatro equipos de Gaiwan completos para cuatro personas. Huyendo de la moda actual de fotografiar todo lo acontecido, nos mantuvimos todos centrados en la actividad a tope!! Tan sólo Víctor, el responsable del centro, tubo la amabilidad de levantarse en alguna ocasión para facilitar agua caliente. Ha sido el mejor ayudante!! 

Estuvimos una hora reunidos tomando tres tés cada uno (espero que todo el mundo haya dormido bien porque fueron "pequeños tés" ...) 

El uso del Gaiwan tiene su dificultad, así que tuvimos algún que otro mínimo percance, derrames de agua y sobrecalentamientos en algún dedo inocente, tal y como era de esperar. Así que todo se desarrolló dentro de la normalidad, y disfrutamos mucho de la participación de todos. 

La Sesión transcurrió entre cuencos, pinzas y un té especial "Oriental Beauty", y así, entre nombres exóticos se pasó volando el tiempo. 

También descubrimos cómo cambia el sabor del té de la primera infusion a la segunda e incluso a una tercera; hasta llegó a parecer extraño que un té sin aromas añadidos, tuviera, de forma natural, tantos matices aromáticos reconocibles y tanta complejidad. Los participantes afinaron mucho en las observaciones y registraron hábilmente los aromas.

Un té sencillo nos trasladó a una reunión agradable sobre una manta cubierta de pétalos de flores y frutas maduras, rodeados de los aromas otoñales que recuerda un robledal. . 

Ha sido un placer compartir este momento.

Sin duda, el Gaiwan ayuda a agudizar los sentidos implicados en el acto de tomar el té. 

 

 

 

Victor

Entra en Facebook y conoce todas las novedades y últimas noticias

Cómo llegar

 

La Tienda del Té

Calle del Pozo,13

24003 León

 

Correo electrónico info@tiendadelte.com

 

Teléfono:

647540080

 

Facebook La Tienda del té de León

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Patricia Robles Rodríguez • Teléfono 647540080 • La tienda del té de León •info@tiendadelte.com•